Obras del Eurotúnel continúan en Ilobi

Con la ayuda de Idoia y Josu (ADES), Rubén (Takomano), Antxonio y Eneko (GEMA) organizamos otro ataque al sifón superior. Esto sí que fue un ataque en toda regla por tierra, mar y aire, y no lo de las tropas aliadas y la aviación rusa de estos días en Mosul.

¿Que no? Hasta achicar agua a botes estancos hicimos, ¡en serio!.

El primer equipo, Eneko y Antxonio, tras descartar acercarse por la cabecera del último pozo, intentó la escalada justo encima del sifón. Negativo.

El segundo – Josu y Rubén- siguió peleándose con el meandro que nos había llevado hasta allí. Estaba claro que ese día no respiraba nada, pero una vez allí había que intentarlo… Al final de la tarde, picando un poco por allí y un poco por allá, consiguieron colarse. Un pequeño destrepe daba acceso a un meandro estrecho, en forma de ojo de cerradura, que unos 20 m más adelante comenzaba a reducirse para acabar inundándose por completo. Descartado también.

El equipo de las chicas – Idoia y María -, tras estudiar la cuestión y preparar cuidadosamente el terreno con unas cuantas presas, se lanzaron a vaciar el sifón. Si la última vez estaba bajo, en esta ocasión lo estaba aún más. No íbamos a tener una ocasión mejor. Unos 100 viajes de bote estanco a la presa superior después, y con el sifón totalmente drenado… alguien tuvo la inspiración de intentarlo por el tapón de sedimento de la derecha. Al menos estaríamos secos… Por turnos, fuimos excavando y extrayendo barro, calculo que más de un metro cúbico. Unas 3 o 4 horas después, agotados los ánimos y sin resultados claros, tuvimos que darnos por rendidos.

¡Se ha perdido una batalla, pero no la guerra! Yo, al menos, pienso dedicarle otra sesión… (¡si después de este post consigo encontrar un acompañante!)

Continuará…

 

Balance de daños

Después de los últimos acontecimientos no imaginábamos mejor lugar para pasar la Semana Santa que en el Kursaal Txiki (o vivac de la Txantxangorri).

Entramos el jueves, con un día espléndido en superficie. Dos petates por cabeza, pero es lo que tiene pasar 5 días bajo tierra y pretender convertirlo en jornadas gastronómicas. Aún tuvimos ganas de topografiar y fotografiar un sector, para poder desequiparlo.

IMG_0697.JPG

El viernes, mientras se retocan algunas instalaciones, topografiamos y balizamos los más de 500 m de galerías de la ultima sesión, peinando incógnitas. Hacia la tarde aparece otra galería de las de impresionar: volúmenes amplios y formaciones de las que duele pisar. 250 m más que, por supuesto, topografiamos.

Los días siguientes hay menos suerte, y también menos fuerzas, pero seguimos ganando mefros. Una escalada, un caos de bloques, una galería que al lado de lo de días pasados es arrastradera… ¡En punta aún huele a cueva, pero a partir de ahora va a haber que pelearlo de nuevo!.

En total, cerca de 1000 m de topografía, que en línea recta nos acercan 400 m en la buena dirección. Punta de exploración abierta y varias incógnitas por revisar, sin hablar de los pozos (prohibidos).

Pero la  Txantxangorri no da nada gratis…

 

Sorpresas en las entrañas de Ubal (12/3/2016)

Un axioma de la espelología dice que “las cuevas se terminan cuando lo decide el espeólogo“. A veces no; a veces das la vuelta a una galería que parecía que avanzaría durante varios cientos de metros y encuentras un sifón. O un pozo amplio, circular, perfecto, resulta un poco ciego.

En otras ocasiones te tienen durante unos meses entrenido, despistado, pensando que otra vez han decidido por tí. Y cuando estás a punto de desesperar y empezar a desequipar… a alguien le da por revisar esa incógnita, o esa desobstrucción. Y da la campanada.

Y la Txantxan la dió. Renventó por la sala Pantxi (debe ser que no le cabía más barro). Bueno, en realidad eso fue hace cosa de un mes. Este fin de semana, mientras un Josu (ADES) se ocupaba de retocar algunas instalaciones y otro (Urtzi, Unai ADES) topografiaba el tramo de galería pendiente, Antxonio (GEMA) y yo instalamos un pasamanos para sortear un pozo que interrumpía la galería y acceder a la continuación, al otro lado.

La instalación no resultó tan difícil como parecía a primera vista, pues la roca era mejor de lo que aparentaba (eso y que Antxonio es un máquina), así que en dos atacadas nos presentamos al otro lado, tras unas tres o cuatro horas de trabajo. Y una vez allí… ¡a correr!. Después de un par de curvas nos dimos la cuenta de que la cosa iba en serio, y exploramos el resto de la galería casi sin palabras. Volvimos cuando se nos acabó lo muy evidente, y nos encontramos por el camino con Urtzi, que al llegar al pasamanos y no vernos había tirado la tablet y había salido corriendo, y venía acalorado en nuestra busca. Reencuentro, comer un poco y mientras Antxonio con los hermanos Ceberio se retiraban al vivac Urtzi y yo volvimos a punta. Instalamos y bajamos una rampa, pero no podíamos seguir sin instalar, y decidimos volver. Menos mal, porque de vuelta nos dimos de cuenta de que nos había podido la emoción, ¡y bien que lo pagamos de vuelta al vivac!.

Al día siguiente nos levantamos sin prisa y salimos con calma… y pensando ya en volver.

Exploración en Terra Incógnita (VI, VIII … o quién sabe)

Nueva jornada de exploraciones en Ilobi, para intentar avanzar en Terra incógnita. Hoy con invitados nuevos (Idoia y Josu y Unai Ceberio, del ADES), además de los habituales.

IMG_0666.JPG

La primera tarea, intentar superar el sifón colgado al final del 500 m vallas, abriéndose paso a través de un estrecho meandro unos metros antes del sifón. Para esto organizamos este intercambio cultural -o más bien espionaje industrial – sobre métodos de desobstrucción. Seguramente veníamos con una idea demasiado optimista, porque cuando lo vemos sobre el terreno queda claro que no lo vamos a superar en una sola sesión. Pero se hace un buen trabajo: en la siguiente podremos asomarnos para decidir si continúa y merece la pena finalizar el trabajo. Y si todo falla, ¡a palear!, pero ese sifón hay que pasarlo.

El otro grupo reequipa la conexión con el meandro impresionante desde Maiatzak 1, para asegurarse de dónde se produce el empalme y cerrar la topografía. Lo que parecía una tarea fácil – 20 m sobre el plano – se convierte en un rally de escaladas y descensos por un meandro laberíntico. Escalan también el aporte que teníamos pendiente, que continúa en galería y va a dar a un caos de bloques con aire. (¿Ventilado, aireado, con un ligero frescor en la cara?… Necesito más entrenamiento en el uso de la escala para precisar).

Aquella punta está quedando muuuuuy lejos, si hay que trabajar abajo a este ritmo; durante el ascenso nos damos cuenta perfectamente. Pero la borda caliente y la monumental paella lo curan todo…

Más datos de la jornada en http://actualid-ades.blogspot.com.es/2016/02/ilobiko-leizea-aralarreko-barruak.html

 

 

Un día más en la Txan (29/1/2016)

Por fin, después de unas cuantas intentonas de visitar el vivac de la Txantxangorri, lo he visto y vivido.

Entramos el sabado a la mañana y, tras dos horas y media de descenso por la torca llegamos a la casita de interior. Ahí nos están esperando impacientes los aguerridos espeleos que prefirieron entrar desde el viernes, con las tareas ya preparadas. Nos juntamos seis personas, y hacemos tres grupos (unos a escalar junto al vivac, otro al fondo de la sima y el tercero a la casita de chocolate).

La idea de hacer los grupos es para empezar a cerrar incognitas: tenemos demasiados frentes abiertos. Los escaladores cierran la ventana, pero encuentran una sala con formaciones, la más bonita de la torca. Los chicos del fondo prácticamente cierran las incognitas, aunque se les queda una ventana en la zona del pequeño carlista. Los aventureros de la casita de chocolate (¿por qué vendra ese nombre?), después de montar el pasamanos que se quedó sin terminar de la anterior exploración por falta de material, damos con un pequeño destrepe que nos da acceso a un meandro. De aquí podemos llevar tres direcciones: una nos da a otro pozo que se cierra abajo por una pérdida de agua impenetrable. Otra  direccion es casi la anterior, pero sin llegar a bajar el pozo; una galería nos lleva a una salita. Se escucha caída de agua y existe una pequeña ventana, por la cual se ve una sala con cascada de agua. Excavamos para hacer la ventana más grande y acceder a ella. Nos da acceso a dos pozos pequeños que terminan en un meandro por el cual se pierde el agua. Después de introducirnos en él y terminar rebozados de barro, llegamos a un paso impenetrable. Tiene pinta de seguir (con otros medios iremos a ver cómo sigue). La tercera direccion nos da acceso a un pozo inmenso; creemos que puede tener 100 m. más o menos. El poco material del que disponemos sólo nos deja montar la cabecera; lo dejamos para la siguiente exploración.

Volvemos al vivac, comentamos las noticias del día, cenamos y a dormir. Mañana remontaremos a la superficie. Nos espera el amigo sol.

Participantes: Raúl(GEE-LET), Unai y Antxonio (GEMA), Urtzi (BURNIA), Ajillo (ESPONTANEO)

Exploración en Deabruatx (7/11/2015)

Exploracion con los colegas del GEMA y demás muy allegados.La salida a la sima mas cañera de Bizkaia con mucha diferencia fue el 7 de noviembre. Salimos Urtzi, Alberto y Wily del Karranza Independiente, Antxonio, Unai e Iker del GEMA y Raul del GEE-LET.

Nos repartimos en tres grupos, dos encargados de sendas escaladas y el otro de topografia. Nuestra escalada no fue nada productiva; la otra, qe hicieron Alberto y Unai, sí, con muy buenas expectatativas para continuar por las galerias y demás incognitas. Los chicos de la topografía se curraron sus casi 500 metros de topo, con el nuevo sistema de DistoX y tablet. Todo un logro, conseguir topografiar 500 metros en semejante ratonera, y con un error mínimo.

La cueva no es muy estrecha, pero la progresión es difícil, debido a la gran cantidad de destrepes y oposiciones. Además, las paredes son un poco guarras de barro y escurrideras. De hecho, en epoca de lluvias la cueva se pone muy graciosa, segun los anfitriones).

Una cavidad para amantes de la espeleo. La recomiendo a todos los verdaderos espeleos cañeros.

¡Equipo, la siguiente en Ilobi!

By Alan.lorenzo (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)%5D, via Wikimedia Commons

Trabajos de mantenimiento

Las sondas piezométricas que monitorizan el nivel del acuífero de Itxako necesitan mantenimiento. Este final de semana hemos estado sustituyendo algunos elementos averiados y mejorando algunos puntos de la instalación. Ya hemos registrado más de un incidente “no natural”, por lo que queremos lanzar algunas aclaraciones.

Los datos recogidos por las sondas tienen valor dentro de la serie de datos plurianual. Los datos no se descargan muy frecuentemente, por lo que cualquier avería tarda al menos algunas semanas en ser detectada. Cualquier manipulación de la sonda que interrumpa la toma de datos puede suponer, por tanto, una pérdida significativa de datos, y por tanto de nuestro conocimiento de la dinámica del acuífero.

Sin el software adecuado, la interfaz de descarga, y el conocimiento de cómo tratar los datos, las sondas carecen de valor.

Los cables que tenemos desplegados por algunos lugares de la cueva son eso, cables eléctricos. No son sirga, y no están instalados de modo que puedan soportar el peso de una persona. Si el cable resulta dañado toda la sonda queda inutilizada, porque no se le pueden realizar apaños.

¡Ayudanos a conocer cómo funciona el acuífero de Itxako y cómo se comporta frente a los bombeos de la Mancomunidad respetando la instalación!

Esplorazioa Txantxangorrin

Oraingoan, sarrera euskaraz, kideen omenez ;).

Asteburu honetan Txantxangorrin (Bizkaia) ibili gara, topografia egiten.

Topografia asko aldatu da azken hamar – hamabost urteotan. Gogoratzen al zarete zinta metrikoa, klino eta iparrorratza erabiltzen genituenean? Historiaurrea dirudi, baina ez da hain denbora luzea izan. Lehenengo iraultza distantziometro laserra izan zen, gero DistoX, eta orain… tableta! Egia esan, ez da ideia berria; badira urteak PDAk hasi zirela erabiltzen, baina ez zen hedatu.

Ez dakitenentzat, DistoX distanziometro laserra da, txip bati esker distantzia, orientazioa eta inklinazioa aldi berean neurtzen dituena. Lehen bereizirik erosten zen, baina Disto berriak (DistoX2) jada prestatua saltzen da. Berez, topografia lanak izugarriz arintzen ditu, eta pertsona bakar batek ere egin lezake. Bluetooth konexioa izanik, datuak automatikoki jaitsi daitezke portatila edo tablet batera, prozesua arinduz eta akatsak egiteko arriskua gutxituz.

Eta, azken pausua eboluzioan tableta kobazulora eraman eta topografia bertan egitea izan da. Beste programa eta app batzuk badaude ere, Topodroid-ekin aritu gara gu. Android SO-rako diseinatua, oso intuitibo egiten zaigu eta edozein tablet edo smartphonetean erabil daiteke.
Txantxangorri//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Larunbat goizean sartu ginen, vivac-etik pasa eta puntara abiatu. 40 puntu eta 250 metroko topografia egin ondoren bateriarik gabe geratu ginen eta, beraz, esploratzen jarraitu behar genuen. (Zorionez! Gaur ulertu dut laguntzaileen aharrausiak – hasieran – eta gorroto begiradak -bukaeran-, topografia txukuna egiten ahalegintzen naizen bakoitzean!).

Azken sala utzi behar izan genuen haize korrontea nondik zetorren jakin gabe, eta balkoien galeria ezin genuen gehiegi jarraitu. Ikusita ez zela esploratzeko egunik aproposena, amore eman genuen eta vivac-era atzera egin genuen. Lehen erosoa zen baina orain, hari musikalari esker bost estalaktika lortzekotan dago! Hurrengo egunean, berandu altxatu eta patxadaz kalera irten ginen. Sentsazio onak, gaur. Blokeadoreak garbitzen emandako denbora ez da alperrik izan!

Este fin de semana, topogafía en Txantxangorri.

El modo de topografiar ha cambiado mucho en los últimos años. Después de la revolución del distanciómetro láser, llegó el DistoX, y ¡ahora la tablet!. El DistoX es un distanciómetro modificado, que toma en una sola lectura distancia, inclinación y orientación; ahora integrados en el DistoX2. No sólo agiliza mucho la topografía, sino que, a malas, una sóla persona podría hacerlo sin ayuda. Además, la conexión bluetooth permite descargar automáticamente los datos a cualquier dispositivo, acelerando la descarga y reduciendo el riesgo de errores. Ahora, con la tablet, permite hacer la topo sobre la marcha, tomar decisiones en el momento… y salir de la cueva con las tareas hechas. Aunque hay muchos más programas y aplicaciones, notoros utilizamos Topodroid (para Android), ligero y muy intuitivo,

El sábado por la mañana entramos a la sima y, tras un paso fugaz por el vivac, fuimos directemente a punta a topografiar. Agotada la batería, continuamos la exploración, sin demasiados resultados. Así que tuvimos que retirarnos al vivac, que antes no estaba mal pero que ahora, con el hilo musical, anda cerca de conseguir las 5 estalactitas.Al día siguente, retirada tranquila pero con buenas sensaciones. ¡El tiempo dedicado a limpiar los aparatos de barro ha estado bien invertido!

Larra 2015 – avances en la revisión de la mítica BU56

Por tercer año consecutivo, la campaña de Larra de la FNE/ UEV se centra en la revisión a conciencia de la mítica BU56, quizás la cavidad más importante de Navarra con sus casi 1400 m de profundidad (no llega, después de la revisión del equipo CAVEX en 2014).

Por el momento, los esfuerzos se han concentrado en los primeros 500 m, aproximadamente, que se han explorado y retopografiado a conciencia. La campaña se salda con cerca de 8km topografiados (sumando las dos ediciones anteriores) y alguna incógnita pendiente.

¡Hemos heredado la BU, y a este paso parece que quedará sima para la siguiente generación de espeleólogos!

Algunas fotos para abrir boca, cortesía de Mikel Uzkudun (FUE):

http://www.mikeluzkudun.com/fotografia-en-las-jornadas-espeleologicas-en-larra/