Balance de daños

Después de los últimos acontecimientos no imaginábamos mejor lugar para pasar la Semana Santa que en el Kursaal Txiki (o vivac de la Txantxangorri).

Entramos el jueves, con un día espléndido en superficie. Dos petates por cabeza, pero es lo que tiene pasar 5 días bajo tierra y pretender convertirlo en jornadas gastronómicas. Aún tuvimos ganas de topografiar y fotografiar un sector, para poder desequiparlo.

IMG_0697.JPG

El viernes, mientras se retocan algunas instalaciones, topografiamos y balizamos los más de 500 m de galerías de la ultima sesión, peinando incógnitas. Hacia la tarde aparece otra galería de las de impresionar: volúmenes amplios y formaciones de las que duele pisar. 250 m más que, por supuesto, topografiamos.

Los días siguientes hay menos suerte, y también menos fuerzas, pero seguimos ganando mefros. Una escalada, un caos de bloques, una galería que al lado de lo de días pasados es arrastradera… ¡En punta aún huele a cueva, pero a partir de ahora va a haber que pelearlo de nuevo!.

En total, cerca de 1000 m de topografía, que en línea recta nos acercan 400 m en la buena dirección. Punta de exploración abierta y varias incógnitas por revisar, sin hablar de los pozos (prohibidos).

Pero la  Txantxangorri no da nada gratis…

 

Anuncios

Sorpresas en las entrañas de Ubal (12/3/2016)

Un axioma de la espelología dice que “las cuevas se terminan cuando lo decide el espeólogo“. A veces no; a veces das la vuelta a una galería que parecía que avanzaría durante varios cientos de metros y encuentras un sifón. O un pozo amplio, circular, perfecto, resulta un poco ciego.

En otras ocasiones te tienen durante unos meses entrenido, despistado, pensando que otra vez han decidido por tí. Y cuando estás a punto de desesperar y empezar a desequipar… a alguien le da por revisar esa incógnita, o esa desobstrucción. Y da la campanada.

Y la Txantxan la dió. Renventó por la sala Pantxi (debe ser que no le cabía más barro). Bueno, en realidad eso fue hace cosa de un mes. Este fin de semana, mientras un Josu (ADES) se ocupaba de retocar algunas instalaciones y otro (Urtzi, Unai ADES) topografiaba el tramo de galería pendiente, Antxonio (GEMA) y yo instalamos un pasamanos para sortear un pozo que interrumpía la galería y acceder a la continuación, al otro lado.

La instalación no resultó tan difícil como parecía a primera vista, pues la roca era mejor de lo que aparentaba (eso y que Antxonio es un máquina), así que en dos atacadas nos presentamos al otro lado, tras unas tres o cuatro horas de trabajo. Y una vez allí… ¡a correr!. Después de un par de curvas nos dimos la cuenta de que la cosa iba en serio, y exploramos el resto de la galería casi sin palabras. Volvimos cuando se nos acabó lo muy evidente, y nos encontramos por el camino con Urtzi, que al llegar al pasamanos y no vernos había tirado la tablet y había salido corriendo, y venía acalorado en nuestra busca. Reencuentro, comer un poco y mientras Antxonio con los hermanos Ceberio se retiraban al vivac Urtzi y yo volvimos a punta. Instalamos y bajamos una rampa, pero no podíamos seguir sin instalar, y decidimos volver. Menos mal, porque de vuelta nos dimos de cuenta de que nos había podido la emoción, ¡y bien que lo pagamos de vuelta al vivac!.

Al día siguiente nos levantamos sin prisa y salimos con calma… y pensando ya en volver.

Socorro en Haute Garonne

Relato oficial (SSF) del socorro que ha tenido los teléfonos ardiendo a primeras horas de la mañana, y eso que era al otro lado de la frontera…

Captura

Información más completa en la web del socorro francés.

Aparentemente, un grupo de 15 espeleólogos españoles, alumnos de un curso de técnicos, se encontraba haciendo la travesía cuando se han visto sorprendidos por una crecida.

La mitad del grupo ha salido a tiempo y ha movilizado al socorro. Durante la mañana los equipos de rescate les han localizado y organizado la evacuación.

 

Exploración en Terra Incógnita (VI, VIII … o quién sabe)

Nueva jornada de exploraciones en Ilobi, para intentar avanzar en Terra incógnita. Hoy con invitados nuevos (Idoia y Josu y Unai Ceberio, del ADES), además de los habituales.

IMG_0666.JPG

La primera tarea, intentar superar el sifón colgado al final del 500 m vallas, abriéndose paso a través de un estrecho meandro unos metros antes del sifón. Para esto organizamos este intercambio cultural -o más bien espionaje industrial – sobre métodos de desobstrucción. Seguramente veníamos con una idea demasiado optimista, porque cuando lo vemos sobre el terreno queda claro que no lo vamos a superar en una sola sesión. Pero se hace un buen trabajo: en la siguiente podremos asomarnos para decidir si continúa y merece la pena finalizar el trabajo. Y si todo falla, ¡a palear!, pero ese sifón hay que pasarlo.

El otro grupo reequipa la conexión con el meandro impresionante desde Maiatzak 1, para asegurarse de dónde se produce el empalme y cerrar la topografía. Lo que parecía una tarea fácil – 20 m sobre el plano – se convierte en un rally de escaladas y descensos por un meandro laberíntico. Escalan también el aporte que teníamos pendiente, que continúa en galería y va a dar a un caos de bloques con aire. (¿Ventilado, aireado, con un ligero frescor en la cara?… Necesito más entrenamiento en el uso de la escala para precisar).

Aquella punta está quedando muuuuuy lejos, si hay que trabajar abajo a este ritmo; durante el ascenso nos damos cuenta perfectamente. Pero la borda caliente y la monumental paella lo curan todo…

Más datos de la jornada en http://actualid-ades.blogspot.com.es/2016/02/ilobiko-leizea-aralarreko-barruak.html

 

 

Un día más en la Txan (29/1/2016)

Por fin, después de unas cuantas intentonas de visitar el vivac de la Txantxangorri, lo he visto y vivido.

Entramos el sabado a la mañana y, tras dos horas y media de descenso por la torca llegamos a la casita de interior. Ahí nos están esperando impacientes los aguerridos espeleos que prefirieron entrar desde el viernes, con las tareas ya preparadas. Nos juntamos seis personas, y hacemos tres grupos (unos a escalar junto al vivac, otro al fondo de la sima y el tercero a la casita de chocolate).

La idea de hacer los grupos es para empezar a cerrar incognitas: tenemos demasiados frentes abiertos. Los escaladores cierran la ventana, pero encuentran una sala con formaciones, la más bonita de la torca. Los chicos del fondo prácticamente cierran las incognitas, aunque se les queda una ventana en la zona del pequeño carlista. Los aventureros de la casita de chocolate (¿por qué vendra ese nombre?), después de montar el pasamanos que se quedó sin terminar de la anterior exploración por falta de material, damos con un pequeño destrepe que nos da acceso a un meandro. De aquí podemos llevar tres direcciones: una nos da a otro pozo que se cierra abajo por una pérdida de agua impenetrable. Otra  direccion es casi la anterior, pero sin llegar a bajar el pozo; una galería nos lleva a una salita. Se escucha caída de agua y existe una pequeña ventana, por la cual se ve una sala con cascada de agua. Excavamos para hacer la ventana más grande y acceder a ella. Nos da acceso a dos pozos pequeños que terminan en un meandro por el cual se pierde el agua. Después de introducirnos en él y terminar rebozados de barro, llegamos a un paso impenetrable. Tiene pinta de seguir (con otros medios iremos a ver cómo sigue). La tercera direccion nos da acceso a un pozo inmenso; creemos que puede tener 100 m. más o menos. El poco material del que disponemos sólo nos deja montar la cabecera; lo dejamos para la siguiente exploración.

Volvemos al vivac, comentamos las noticias del día, cenamos y a dormir. Mañana remontaremos a la superficie. Nos espera el amigo sol.

Participantes: Raúl(GEE-LET), Unai y Antxonio (GEMA), Urtzi (BURNIA), Ajillo (ESPONTANEO)

Licencias Federativas 2016

Este año el GEE/LET se federa “oficialmente” con la aseguradora Aón Affinity, a través de la Federación Navarra de Espeleología.

En la página web de la Federación  (www.fnespeleo.com) están publicadas la póliza, precios y procedimientos a seguir en caso de accidente (aquí).

Para los precios finales, detalles de cómo hacer el pago o federarse, escribir a esta dirección.

IMPORTANTE: la fecha límite para ingresar el dinero y entrar en el primer listado es el viernes 15 de enero, a las 12:00 AM (mediodía). Habrá otro listado más adelante para los que no lleguen a tiempo.

Ilobi

Ilobi no se acaba; Terra incógnita sigue siendo incógnita, en buena parte. Pero ya hemos empezado a tocar con la zona nueva (denominación obsoleta. Habrá que buscar otro nombre para este sector). Y como al encajar las topografías nos surgieron dudas, hemos preferido cortar por lo sano y rehacer la topo.

Así que en el puente foral – constitución hemos hecho una entrada de topografía. ¡1.600 m en una sesión! Entre dos equipos, cierto, pero creo que con el método “tradicional” no bajaría de 5 entradas de topo. Y el resultado, si bien necesita algunos retoques, es bastante presentable. Aquí una muestra.

Ilobi_galeria_sup_meandro_h2rok-GALRIA

Finalmente la topo no estaba tan errada, pero ahora hemos conseguido encajarla perfectamente, y nos quedamos a unos 20 m del punto de conexión con Terra incógnita.

Para el día siguiente teníamos muchos planes de exploración, pero entre magulladuras, pereza y responnsabilidades familiares… no nos animamos a -400. Pero sí a trabajos de mantenimiento. Así que atención: ¡la vía de Putzu Haundi está desinstalada!

Así que ¡gracias, equipo!. Doblemente, porque no está nada bien invitar a topo y desequipar. Y encima a una borda con niños…